Día  28 Pierde el orgullo pero jamás la dignidad

Bellísimaa alma. Pierde el orgullo pero jamás la dignidad.

Dos cosas muy distintas pero unidas por el hilo invisible de la alta o baja autoestima. 

Pedir perdón es absolutamente reparador y necesario para tu vida. Pero perder la dignidad y rogar, suplicar o amar en exceso a alguien es codependencia. Ámate tanto como para perder el orgullo sin ego pero jamás la dignidad. 

Grethel Guardia

Dra♡

#365díasdereflexiones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s